Solteros en la Era Digital

El amor en los tiempos de Tinder

Los cambios tecnológicos, internet, las redes sociales, y varias cosas más han cambiado mucho la sociedad . El uso de las nuevas tecnologías ha fomentado el individualismo, incluso en las relaciones interpersonales. Quienes tienen más de 30 años y no cuentan con un compañero sentimental estable o han pasado por un divorcio, buscan por medio de aplicaciones como Tinder satisfacer necesidades emocionales o sexuales de forma más inmediata. El concepto de amor romántico, ha cambiado.

Si no se pretende un compromiso real, las aplicaciones podrían ser un espacio adecuado sin embargo los estudios observan que los usuarios demandan honestidad, aunque éste no sería el medio precisamente más honesto, entonces, cuando se concreta una cita suelen haber desencuentros porque los involucrados van con expectativas que regularmente no se cumplen.

La ventaja de estas nuevas tecnologías es que de manera rápida se logra acceso a un menú amplio de personas probablemente compatibles.

Lo más importante de resaltar es que tanto hoy como ayer, y a pesar de la modernidad, los seres humanos procuramos relaciones que nos brinden pasión, protección, confianza, comunicación, apoyo, ternura y cariño.

Amor y Suerte: ¿Es el amor una cuestión de suerte?

Cuando hablamos de amor, muchas veces pensamos en “no tener demasiada suerte” o “cuanta suerte tienen algunos”. La realidad es que el amor no se basa en la suerte, sino en las decisiones que se toman entorno a compartir y estar con alguien. No es producto del azar, casualidad o fortuna.

El entablar una relación conlleva tiempo y muchos ingredientes lejanos a la suerte.

Puede ser cuestión de suerte el que conozcas a alguien, el que salgas con alguien, incluso que por suerte o casualidad te topes con esa persona importante para ti en más de una oportunidad. Pero el amor netamente, no es cuestión de casualidad, de hecho no es común decir: me enamoré de casualidad.

Nuestra vida entera se basa en decisiones, simples y complejas, como decidirse a entablar una relación y amar.

La suerte en el amor es parte de un mito, dependerá de lo que decidamos al momento de conocer a una persona y recorrer un camino juntos.